Tarta Sonia

Esta tarta o bizcocho es el preferido de mi hermana y, en honor a ella, lo he bautizado con su nombre. La receta es de un viejo libro de recetas alemán que me regaló Marta Huber, la responsable directa de mi amor por la pastelería alemana.

Se trata de una tarta sencilla, pero de sabor sorprendente.
Es ideal para tomar como merienda o con un café a media tarde.
Fácil de preparar, se conserva en perfectas condiciones durante 3 o 4 días tapada con un paño de algodón o simplemente envuelta en papel de aluminio.
Y ahora, ¡manos a la obra!
Ingredientes:

Un molde redondo de 24 cm. de diámetro
250 gr. de mantequilla
250 gr. de azúcar
1 sobre de azúcar vainillada
4 Huevos
Unas gotas de Ron
250 gr. de harina de fuerza
1 1/2 cucharadas de postre de levadura Royal
150 gr. de chocolate (Yo utilizo Lindt postres 70%)
100 gr. de almendras molidas
150 gr. de naranja confitada
1 bote de azúcar glas para decorar
Elaboración: 
 
En un recipiente hondo, batir la mantequillla durante un par de minutos.
Añadir el azúcar y el azúcar vainillada y seguir batiendo durante 3 minutos más hasta conseguir una mezcla homogénea y de textura similar a la de una pomada.
Ir añadiendo los huevos, el ron y la harina previamente mezclada con la levadura y tamizada.
Seguir batiendo hasta que todos los ingredientes se hayan unido bien.
Incorporar, finalmente, el chocolate cortado en pedazos pequeñitos, las almendras molidas y la naranja confitada.
Mezclar todos los ingredientes.
Precalentar el horno a 175º.
Engrasar y enharinar el molde.
Llenar el molde con la masa preparada.
Introducir en el horno durante aproximadamente 1 hora.
A unos 10 minutos de la finalización de la cocción, pinchar el bizcocho con un pincho largo para comprobar si está bien hecho.
Sacar del horno y dejar enfriar media hora aproximadamente.
Desmoldar, poner en un plato y, cuando esté frío, espolvorear con azúcar glas.

¡Listo para servir!

Bizcocho, chocolate, naranja confitada, azúcar glas… una delicia