Escabeche de setas

En una de mis visitas diarias a diversos blogs, me topé por casualidad con Delicooks. Se trata de un blog ecléctico, que habla de todo lo relacionado con el mundo de la gastronomía. Aún tengo que dedicarle un poco más de tiempo, porque hay mucho material para explorar. Detrás de Delicooks hay un gran equipo de profesionales. Me llamó especialmente la atención la fotógrafa gastronómica Becky Lawton. A ella la conocía por su participación en la revista “Descobrir Cuina”,que durante casi 10 años fue mi revista de cocina de cabecera. Siempre he admirado su trabajo como fotógrafa gastronómica, que considero fantástico.

El caso es que estuve mirando algunas recetas en el blog y acabé haciendo una que me llamó la atención sobre las demás. Un escabeche de setas. Quizás porque me encantan las setas, y no tanto el escabeche. Pero pensé que podría ser una manera divertida de mezclar algo que me gusta mucho con algo que no me convence tanto, para ver qué ocurría. El resultado ha sido absolutamente sorprendente. Sencillamente, me ha encantado.
También he de deciros que, en la elaboración del escabeche, he utilizado un elemento con el que no había trabajado hasta ahora: el lemon grass o citronella , muy utilizado en la cocina asiática, y también en la alta restauración. Había probado platos en cuya elaboración se había utilizado el lemon grass, pero jamás lo había usado personalmente en mis recetas.
Se trata de una  planta que proporciona un sabor similar al del limón, pero mucho más potente y concentrado. Para mí ha sido todo un descubrimiento.
La receta es muy sencilla y podéis elaborarla con aquellas setas que más os gusten.
Yo compré el otro día en el mercado shitake mini y senderuelas, porque ni las trompetas de la muerte ni las colmenillas me parecieron adecuadas para esta receta.
¡Empezamos!
Ingredientes:
600 gr. de setas (ceps, rebozuelo, senderuela, shiitake, champiñones, etc.)
6 dientes de ajo
4 ajos tiernos
2 hojas de laurel
1 lemon grass (si no lo encontráis, podéis sustituirlo por la ralladura de un limón)
Pimienta en grano (roja, negra, de Sichuan, verde…)
Romero
Tomillo limonero
1 cucharada de sal gorda
400  ml. de aceite de oliva virgen extra
200  ml. de vinagre de Jerez
Elaboración:
Infusionar en el aceite las hierbas, el ajo, los ajos tiernos, las pimientas, el lemon grass y la sal durante unos 20 minutos a fuego suave (las verduras no deben freírse en ningún caso).
Incorporar las setas ya limpias y el vinagre de Jerez  tapar y apagar el fuego.
Dejar reposar una noche fuera de la nevera.
Luego se conserva en la nevera. Antes de utilizarlas, dejadlas un rato fuera para que tomen temperatura ambiente.
Es un plato que tiene infinidad de posibilidades y un buen recurso para la cocina de verano.
Podéis presentarlo en pequeños platillos como aperitivo.
Si cogéis unas tostas y las cubrís con el escabeche de setas, tendréis unos montaditos deliciosos, que podéis presentar como entrante.
Otra posibilidad es mezclarlo con unos espaguetis hervidos. La mezcla de los Espagueti calientes con el escabeche frío, hará que se desplieguen todos los aromas de éste último.
En definitiva, tenéis un plato que os puede durar 2-3 días en la nevera y al que podéis dar múltiples usos.
¡Espero que lo disfrutéis!