Pintada de Gers en Cocotte

Como algunos ya sabéis, he colaborado en un par de ocasiones con los responsables de LeCuine, adaptando algunas recetas al menaje de alta gama que ellos venden en su página web.
En ella podréis encontrar todo tipo de utensilios (sartenes,cacerolas,cocottes,cuchillos,moldes),que harían las delicias de cualquier “foodie”. Os recomiendo una visita a la misma, para que podáis haceros una idea de lo que allí hay.
Durante mi última colaboración, tuve ocasión de probar una clásica Cocotte de Le Creuset.
Una fantástica pieza de hierro colado y vitrificado,que da un toque especial a cualquier guiso.
No soy especialmente carnívora, sin embargo siento debilidad por las aves.
La pintada ocupa un lugar privilegiado entre mis preferencias y eso fue lo que me decidió a hacer una receta con ésta.
Siempre siempre os digo, que si disponéis de una materia prima excelente, no necesitaréis de grandes manipulaciones del producto.
La receta de hoy  no puede ser más sencilla y lo único que requiere es un poquito de paciencia, una buena dosis de cariño y tiempo. Concretamente, entre dos horas y media y tres horas sumando tiempo de preparación y cocción.
Cuando compro algún ave un poco especial (pintada, pichón,pularda,capón,etc.) lo hago desde hace muchos años en una parada de la Boquería que se llama Avinova.
Además de ofrecer un trato absolutamente profesional al cliente, tienen una variedad y calidad excelentes.
La pintada, también conocida como gallina de Guinea, es un ave de carne delicada y sabrosa, y no suele llegar a los 2 kg.de peso.
Aunque hay productores de Pintadas en Extremadura ,debo reconocer que siempre que compro una me inclino por las famosas Pintadas de Gers.
A mí me encanta rustida o al horno y siempre combinada con frutas o setas. En Francia es famosa la receta de Pintada con colmenillas.
Yo me decidí por hacerla de una manera muy simple, para que en todo momento el ave fuera el protagonista del plato.
Eso sí, decidí acompañarla de unas manzanas ligeramente caramelizadas en sartén.
¡Vamos con la receta!

Ingredientes:

1 pintada (limpia y cortada en octavos)
2 bolsas de chalotas
1 vaso de vino rancio ( yo utilicé Torres)
Aceite de oliva virgen extra
Agua mineral
Sal
Pimienta recién molida
Harina

Guarnición:
2 kg.de manzana reineta
1 vaina de vainilla de Tahití Eurovanille
Azúcar

Elaboración:

Poner a calentar el Aove en la cocotte Le Creuset a fuego mínimo.
Pelar las chalotas.
Entretanto salpimentar la pintada por ambos lados y espolvorear muy finamente con harina.
Sacudir  los restos de harina, para que apenas sea perceptible.
Marcar la pintada por ambos lados (calculad unos 2-3 minutos por cada lado) apartar y reservar en una bandeja.
En el mismo aceite, añadir las chalotas enteras y sofreírlas hasta que estén ligeramente doradas.
Añadir entonces los trozos de pintada, remover con cuidado y añadir el vino.
Dejar que se evapore el alcohol y añadir agua mineral hasta cubrir la pintada.
Tapar la cocotte y dejar cocer por espacio de una hora y media o dos horas aproximadamente, a fuego suave.
Durante ese tiempo, hay que vigilar el guiso e ir moviendo la cocotte (no mover con ningún tipo de cuchara para no romper los trozos de pintada.
Cuando el líquido se haya reducido a la mitad aproximadamente, la pintada estará lista.

Preparación de la guarnición:
Pelamos las manzanas y las cortamos en gajos.
Abrimos una vaina de vainilla, extraemos las semillas y las mezclamos con azúcar.
En una sartén Woll antiadherente ponemos un hilo de aove y los gajos de manzana.
Espolvoreamos con el azúcar aromatizada con la vainilla y vamos moviendo la sartén , para que las manzanas no se peguen.
Cuando estén doradas, las apartamos en una bandeja.
Servir la pintada, napada con la salsa resultante y presentar las manzanas caramelizadas en bandeja aparte.
¡A disfrutar!