Alvart Restaurante

 

Durante la última visita a Barcelona del  blogger alemán Bernd Labetzsch, decidimos visitar juntos el restaurante Alvart. Abierto hace escasos meses, sin el habitual ruido mediático al que estamos acostumbrados en los últimos tiempos, cada vez que se produce una nueva apertura, consiguió sorprendernos de manera grata en todos los aspectos.

El local está situado en el núm.141 de la calle Aribau, en pleno Eixample barcelonés. La madera y el color blanco predominan en el rectángulo que forma el restaurante. Buenos espacios entre mesas, manteles y servilletas blancos, cristalería Schott-Zwiesel y una vajilla y cubertería en color cobre absolutamente rompedora de Pordamsa. Por cierto, para el plato de carne, me trajeron un cuchillo deejo del que me enamoré a primera vista y que de buena gana me habría llevado conmigo.

12814016_10154003976727628_6111297070733250395_n

El chef y propietario de Alvart, Alvar Ayuso un jovencísimo cocinero de 25 años formado en la escuela Bell-Art, y con un amplio bagaje profesional adquirido a lo largo de su corta pero intensa trayectoria, se marchó a vivir a Rotterdam a los 20 años, donde trabajó en el restaurante Destino. Despues vinieron lugares como  Michel Bras en Francia, PureC en Dinamarca, Gaig o Dos Cielos.

Hace escasos meses finalmente se lanzó a la aventura en solitario, abriendo Alvart.

Elegancia y sobriedad ,tanto en la sala como en las mesas y la presentación de los platos.Algo que cada vez echo más en falta, en muchos lugares. Prescindir de elementos innecesarios, para dar relevancia a lo que realmente importa (el producto),puede estar bien. Sin embargo, personalmente, me sigue gustando toda la liturgia que envuelve a una comida o una cena. Y el “atrezzo”, para mí sigue siendo muy importante. Denota además, preocupación por agradar al cliente y hacerle sentir a gusto.

Alvart dispone de un menú de mediodía marcado a 19,90€ y un menú degustación a 60€, además de la carta.

Detallo los primeros,segundos y postres que comimos mi compañero de mesa y yo. Mención especial para el jabalí en salsa de vino tinto, absolutamente soberbio tanto el punto de cocción como la salsa y el canelón relleno de pescado. El apartado de postres, ese capítulo casi siempre mal resuelto de muchos restaurantes, me sorprendió más que gratamente. Deliciosa y refrescante la mousse de maracuyá.

Alvar Ayuso y su Alvart, pueden convertirse en el gran descubrimiento de este 2016!

10422142_10154003975512628_6226651202221289373_n

Pequeño aperitivo (mascarpone con cebollino, mejillón al vapor y tomate)

12803303_10154003976427628_695164592356689911_n

Crema de coliflor trufada con huevo a baja temperatura

1936335_10154003976287628_874182390615854460_n

Ensalada de sardina ahumada con aguacate

12814087_10154003977117628_4254983266333825600_n

Jabalí en salsa de vino tinto con parmentier

12801602_10154003976952628_7857480034518285340_n

Canelón de pescado con mantequilla blanca

479721_10154003977417628_2567927011005155866_n

Semiesfera de chocolate con plátano y toffee

12794486_10154003977777628_7839233440477310486_n

Mousse de Maracuyá con helado de vainilla

12814713_10154003977952628_4157910198474871259_n

Petit-four