Sergi de Meià

Nada ha cambiado en el planteamiento inicial de este restaurante, que ya visité a los pocos meses de su inauguración, en 2014.

Sergi de Meià,le brillan los ojos mientras hablamos distendidamente durante los cafés y nos va desgranando recuerdos, anécdotas y esa pasión que emana de las personas que están enamoradas de su profesión. Un hombre, un cocinero, que un día decidió dar un paso adelante, olvidar sus miedos y apostarlo todo a una carta: su proyecto personal. Siempre digo que admiro a las personas que arriesgan tanto, en pos de una manera de entender la vida y una vocación.

13466535_10154289976362628_6495149467359191597_n

Tiene a una buena compañera de viaje, Adelaida, su madre. Con 30 años de experiencia como cocinera y propietaria de un restaurante en Esplugues de Ll. es ella la que sigue preparando personalmente los platos tradicionales que conforman la carta de “platos de fonda” que sirven cada día, entre las 09.00 y las 11.30 de la mañana.

13445646_10154289976567628_6594334514876346388_n

Slowfood, km.0 o cocina de proximidad, aquí  prevalece la materia prima de pequeño productor- “en ese plato de verduras de hoy (y menudo plato), hay 7 productores distintos”- . Para gestionar de esa manera un negocio, para seguir a rajatabla una filosofía, una manera de entender la vida, hay que estar dispuesto a no ceder terreno a la pereza o la falta de ganas de trabajar no solo en cocina, sino en toda la parte logística que ésta conlleva. Aquí nada es fruto de la improvisación.

Cocinero, viajero curioso e incansable, sus palabras y su actitud denotan el rastro de sus estancias en distintos países.

Comimos el menú de mediodía, que a mi entender, fue espectacular. ¡La relación calidad/precio no puede estar más ajustada!

Perfecta la masa de la coca de samfaina, elaborada por la madre, que además tuvo la amabilidad de darnos la receta.

Delicioso el plato de verduras,hierbas y flores. Pocas veces he comido unas verduras con ese punto de cocción. Crujientes y con todo su sabor intacto.

Muy buenas las cebollas a la oriental, rescatadas del recetario de Escoffier. Excelente el rape con patatas al horno y sobresalientes los pies de cerdo a la plancha. El pudding muy rico y algo flojos los buñuelos de fresa.

Acompañamos la comida con un Petit Baldomà D.O. Costers del Segre.

 

 

13428366_10154289972982628_2401666408625490138_n

13417570_10154295030347628_2140144518292853792_n

13450090_10154295261767628_1609909978456302274_n

13442235_10154289974777628_453289031758708798_n

13406897_10154289973717628_932848406814660241_n

13394155_10154289974267628_6236363716591801869_n

13466164_10154289975102628_5172367211109963382_n

13423735_10154289975327628_2721914375958111307_n

13423767_10154289976147628_2390072015325754307_n

13423938_10154289972782628_4823202674228283076_n