Restaurante Lakasa (César Martín)

Jueves noche. Madrid. Cena en Lakasa.
César Martín y Marina Launay, chef y jefa de sala -además de propietarios- respectivamente, saben dirigir con magistral acierto este lugar que es destino inexorable para los que gusten gozar en mayúsculas de la gastronomía.
Un conjunto perfectamente orquestado, en el que todas las piezas forman un engranaje perfecto.
Producto, presentación, atención al cliente y un equipo que sabe atender sin titubeos las preferencias del cliente.

22555086_10155835477447628_5298433145613353210_n

No hay ni una sola nota discordante en esta casa de comidas en la que, además de las propuestas contenidas en la carta fija, también podemos encontrar otras que nacen con la temporalidad del producto y se encuentran en nota aparte.

22555019_10155835476837628_1070437558637392466_n

Buñuelitos de Idiazábal

Más de 160 referencias de vinos conforman una carta internacional que sin duda satisfará los deseos de los amantes del vino, el cava, el champagne o los vinos de Jerez, más exigentes.

22554841_10155835476932628_7753558667851524468_n

Mención aparte merece la gran selección de quesos, afinados por el maestro quesero Bernard Antony.

22688074_10155835476862628_2707795071616288725_n

Fiambre “kasero” de callos

Sé que también tienen una mantequilla excelente, pero esa tocará probarla la próxima vez que les visite. Me declaro fan absoluta de este lugar que parece nacido para hacernos gozar de principio a fin de dos de los mayores placeres de la vida: comer y beber.

22688082_10155835477072628_1178613522689287652_n

Merluza de pincho asada con sarmientos, jugo de ajo y tomate

22780585_10155835477022628_6970524653356452990_n

Caballa con pisto

22687646_10155835477142628_3694611752220684980_n

Tórtola asada a la mantequilla negra

22730274_10155835477227628_5806519458863554667_n

Manitas de cerdo rellenas de rabo de buey y su parmentier

22688882_10155835477282628_6235459682271508573_n

La TARTA de queso. Una mezcla perfectamente armonizada de tres tipos de queso: Idiazábal, crema y un Fourme d’Ambert.

Me declaro fan incondicional y desde ya me siento una “Lakasita”.

¡Gracias equipo!
Gracias infinitas también a Juan Antonio Díaz y Marleny Quiroga Ardila, con quienes compartí mi primera experiencia en Lakasa.
Gracias también a Davidoff Sanchesqui y Pedro Villapalos, por haberme animado a visitar este lugar y por sus fantásticos comentarios acerca de ellos.